Sicario - Travelling circular

Travelling circular
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Sicario

Impresiones / Reseñas > Gran Angular > Thriller

Sicario (Denis Villeneuve, USA, 2015)







Síntesis (en pocas palabras)

 Tras una misión en las que se desvela por pura casualidad un mácabro acontecimiento, una joven agente del FBI, Kate Macer (Emily Blunt) se alistará en una misión reservada con el fin de desentrelazar el oscuro y corrupto ámbito de las mafias fronterizas mexicanas junto a dos enigmáticos perosnajes, un asesor externo de enigmática personalidad (Benicio del Toro) y un énergico y gélido coordinador gobernamental con mando en fuerzas especiales (Josh Brolin).  El desarrollo de los acontecimientos conducirán al resquebrajamiento de los firmes ideales de la protagonista, produciéndose una confrontación entre los  violentos medios y los límites de la justicia que justifican un bien mayor. En un mundo de violencia extrema, nada es lo que parece y la única salvaguarda tan sólo puede ser individual.

    


Valores (por qué vale la pena)

-  Por su cuidada fotografía, con especial atención a la iluminación, mediante el uso de grandes panorámicas para acentuar la sensación de peligro e indefensión, la solitud que abruma y sobrepasa la insignificancia del individuo en un entrono hostil.
-  Por lo sugestivamente lúgubres, impactantemente tenebrosas, de sus imágenes, especialmente en su primera hora de metraje, en las que éstas agarrotan el gaznate del espectador y comprimen su estómago.
-  Por la adecuación y perfecta vertebración de su banda sonora a su parte visual, con oscuros temas minimalistas que acrecentan la percepción de permanente alerta.
-  Por la precisa colocación de la cámara y sus encuadres, así como el posterior montaje, escogiendo la opción de mayor riqueza significativa en la mayoría de sus secuencias.
   
Defectos (por qué no se retiene)

-  Por su manifiesta capacidad de inconcreción o, dicho con otras palabras, por ponernos la miel en los labios y retirarnos abruptamente el plato, al sugerir varias líneas colaterales para no apostar finalmente por ninguna de ellas.
-  Por los inverosímiles agujeros de guion, al establecer o resolver algunas secuencias de manera poco lógica acorde el devenir general del relato.
-  Por lo insustancial del inserto paralelo, totalmente prescindible y trabajado excesivamente en superficie, lo que provoca a la postre que la secuencia final carezca por completo del impacto pretendido, dejándonos completamente fríos.
-  Por el giro de guion hacia la mitad de su relato, con su consiguiente pérdida de garra e interés; la trama vira hacia una plana y consabida historia de venganza, desprovechando los logros conseguidos en su primera mitad.
   
Nuestra valoración subjetiva

-   En su género: por ritmo imprimido en montaje, por su brillantez de rodaje… = 8,5
-   De manera genérica: con un pelín más de profundidad en su discurso le hubiera ido mejor, aunque merece la pena verla … = 7

         

  

Consideraciones

 Una vez más, el canadiense  Denis Villeneuve nos ha vuelto a encandilar con su penúltima propuesta, aunque esta vez menos, ya que se ha quedado en el cómo y ha divagado algo más en el qué. De nuevo, como en sus anteriores proyectos, la perspectiva de indefensión del individuo ante la gravedad del funesto destino, la bruma que emborrona los límites entre el bien y el mal, la justificación ética de la justicia individual sobre la indefinición social, o bien la difusa e injusta frontera moral entre las mentiras prefabricadas y las medias verdades, son temáticas recurrentes en el cine de Villeneuve; ahora bien, si en Enemy (2013) o Prisoners (2013) esos conceptos gravitaban permanentemente, de principio a fin, sobre el conjunto del relato, en Sicario (2015) estos quedan como leves apuntes ante la importancia que adquiere el ritmo y el tono sobre la trama.
 Tras un rápido y escalofriante arranque, el cual atrapa por completo la atención del espectador, la acción se dirige hacia la misión que llevan a cabo el grupo protagonista en Ciudad Juárez, rodada de manera magistral, trepidante y sin respiro, y la cual reafirma lo que se adivinaba en la secuencia inicial del depósito encubierto de cadáveres de asesinados: la vida tiene muchas aristas, siendo la pobreza y la misería territorio propicio para ejercer el dominio del terror por unas pocas alimañas que succionan los escasos recursos de una mayoría, y el entorno donde se ejerce un erial sin ley donde la existencia no tiene valor alguno. Al cierre de este segmento narrativo, mediante la violenta escena en la frontera y la posterior en el parquing de autobuses, queda patente la voluntad del director de apuntar los efectos colaterales de un sistema colapsado víctima de la corrupción más salvaje, así como el efecto imán en la proximidad la tierra prometida sobre una población exhausta y desesperada, entregada al devastador paisaje social en el que malvive, y cuya única vía de escape de ese narcotizado panorama es la violencia (como autor o sumiso complice) o la huida más deseperada.
 Explorar cualquiera de estos caminos hubiera sido brillante, tal y como nos mostró Villeneuve en sus anteriores cintas, en las que lo introspectivo se vertebraba con la árida e incómóda filmación de la violencia psicológica, otorgándole un sentido más profundo, pero en vez de desarrollar esa fórmula victoriosa el guion se decanta, hacia la mitad de su metraje, por virar hacia terrenos más propios y circunscritos al thriller más ortodoxo. Desde la escena central del banco se adivina, por el pulso narrativo, que lo que nos van a ofrecer será ya otra cosa, igua de buena, pero distinta. Excelentemente rodada la secuencia del piso entre la protagonista Kate (Emily Blunt) y Ted (Jon Bernthal), a partir de ahí el nervio narrativo desciende un punto para empezar a dar respuestas a todas las incognitas veladas de la primera parte del filme, deveniendo en una resolución que intenta justificar la vieja máxima de que el "odio y la violencia tan sólo engendran odio y violencia", contra las contradicciones internas de un mirada más limpia, menos corrompida y por momentos aún creyente de una ética y una justicia de carácter universal. El relato pasa a convertirse en una buena historia de venganza con oscuras ramificaciones hacia los estamentos oficiales, los cuales se postulan sutilmente al mismo nivel que aquello que se persigue; la misma moneda con dos caras.
 La ruptura narrativa va de la mano de un giro técnico que incluye encuadres cerrados a media distancia conjugados con filtros de color en la secuencia de los túneles, para cerrar el círculo en su resolución tal y como había empezado. Por otro lado, como era de esperar por la escasa información que se nos ofrece en los insertos del relato paralelo del policia local mexicano y su familia, poca o ninguna relevancia, más allá de lo mostrado hasta el momento, adquiere la reflexión final acerca de la violencia en la secuencia de cierre. En definitiva, nos encontramos en su conjunto ante un filme poderoso, tenso thriller un tanto indeciso e inconcreto en sus intenciones que se retiene en la memoria gracias a la estupenda labor de dirección y a su acertada fotografía, amén de una óptima labor de casting acorde a unas interpretaciones ajustadas a los roles que se escenifican. Una película de visionado obligatorio para aquellos aficionados al cine de acción, al thriller con mensaje, contemporáneo.


Dirigida por Denis Villeneuve
Guion de Taylor Sheridan // Producida por Lionsgate / Black Label Media // Fotografía: Roger Deakins // Música: Jóhann Jóhannsson // Montaje: Joe Walker // Vestuario: Renée April // Diseño de producción: Patrice Vermette // Dirección artística: Bjarne Sletteland // 121 minutos.
Reparto: Emily Blunt, Benicio Del Toro, Josh Brolin, Victor Garber, Jon Bernthal, Jeffrey Donovan, Daniel Kaluuya, Maximiliano Hernández, Dylan Kenin, Frank Powers, Bernardo P. Saracino, Edgar Arreola, Marty Lindsey, Julio Cedillo
Localizaciones de rodaje: Albuquerque, New Mexico, USA / El Paso, Texas, USA (El Paso) / Mexico City, Distrito Federal, Mexico / Motel 1, 2001 Candelaria Rd NE, Albuquerque, New Mexico, USA
World Premiere: 19/05/2015 (Cannes Film Festival, Cannes, France)
Box Office (8/2016): Producción: $30 millones // Recaudación mundial: $85 millones.
Valoraciones artísticas: Imdb (7,6/10), Filmaffinity (6,9/10), Rotten Tomatoes (94%)
1 Comentario
Voto medio: 113.0/5

Oscar
2016-08-20 13:30:03
Prueba
 
Buscar
Regreso al contenido | Regreso al menu principal