Entrevista Balance - Travelling circular

Travelling circular
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Entrevista Balance

Miscelánea > Almacen de bobinas > TerrorMolins 2016






 
 Tras haber podido disfrutar durante la semana pasada de la estupenda experiencia que nos ha regalado el Festival de Cine de Terror de Molins de Rey en su trigésima quinta edición, uno de los más grandes y representativos festivales de género de nuestro territorio sin duda, hemos logrado acceder a mantener una breve charla con el director del Festival, David Izquierdo, gracias una vez más a las facilidades otorgadas por el magnífico equipo y en particular por los responsables del área de comunicación y gestión de redes sociales, en este caso gestionada por Jordi Cierco. A continuación transcribimos las reflexiones generadas tras el festival.

 
 Este año que el concepto de festival desarrollado ha mutado hacia un modelo mucho más completo, en cuanto a días y proyecciones, ¿estáis satisfechos del resultado obtenido?
 Estamos más que satisfechos. Era un reto arriesgado, más que nada porqué  a nivel organizativo representaba más carga de trabajo para la organización y más gasto económico, pero la respuesta del público ha compensado ambas cosas.

 ¿Pensáis que éste es un formato sostenible? Más allá de las habituales dificultades generadas por la aguda y persistente crisis cultural, ¿consideráis satisfactorias las aportaciones públicas obtenidas según vuestro posicionamiento actual en el   marco del circuito de festivales estatales? ¿son imprescindibles las aportaciones privadas
 A finales del año pasado, cuando ya teníamos claro el cambio de formato, hicimos reuniones con las distintas instituciones implicadas en el proyecto y llegamos al acuerdo que todos, incluidos nosotros, deberíamos hacer un esfuerzo para aumentar el presupuesto. Ellos aportando más dinero y nosotros aumentando los ingresos propios a partir de los sponsors, merchandising y venta de entradas. Todas las partes hemos cumplido, de manera que se ha cubierto el sobrecoste establecido. Una cosa que nosotros tenemos clara es que nunca las subvenciones públicas deben suponer más del 50-55%% del presupuesto total. Sólo así se puede asegurar la viabilidad del proyecto.
 
  Hemos observado que la calidad de la oferta y el prestigio forjado a lo largo de las anteriores ediciones ha generado un aumento de la respuesta, provocando ciertos inconvenientes de capacidad en algunas sesiones, como las galas, la maratón o la sesión doble de cortos. ¿Qué alternativas barajáis para afrontar un futuro de crecimiento con el actual modelo, ampliación/ doblaje de pases si el presupuesto no lo impide, creación de espacios de exhibición efímeros…?
  Aún no se ha hecho la valoración formal, pero también hemos observado esto que indicáis. En todo caso, siempre hemos sido más partidarios de no hacer doblaje de pases, y asumir que puede ser que la sala esté llena y que haya gente que se quede sin entradas como pasa en muchos otros  festivales.  
 
  Como hemos señalado, nos ha parecido percibir un crecimiento en la respuesta colectiva a la par del aumento de la propuesta. ¿Podéis confirmar si esto realmente ha sido así? ¿Ha habido más venta? ¿Qué valoración hacéis de esto en conjunto
 Si, hemos aumentado tanto el número de espectadores, como la venta de entradas, e incluso el número de medios acreditados. La valoración no puede ser más positiva, ya que era un objetivo de los últimos tres años. La asistencia en las sesiones de semana ha sido espectacular, triplicando en muchos casos la de 2015. El total aproximado de espectadores tanto en el teatro de la Peni como en la carpa de cortos habilitada en la Plaça de la Creu, ha sido de 4.100.

Centrándonos en aspectos más concretos, y hasta allá donde nos podáis explicar, ¿Cuál es el proceso que seguís en la selección de películas exhibidas?, ¿Cuánta gente se dedica a ello de manera continuada? ¿Difiere la práctica entre largos y cortos?
 Hay 3 personas encargadas de la selección de largos y hasta 5 de los cortos. Los cortos llegan todos a través de las dos plataformas con las que trabajamos (Filmfreeway y Festhome), y cada programador los va visionando y puntuando en una web privada para ir estableciendo la media de puntuación de cada corto. Cuando termina el plazo de recepción, estas 5  personas se reúnen para decidir cuáles van a ser los que finalmente entran en sección oficial en función de los más valorados.
 Por su parte, el proceso de los largos empieza en Canes. Dos de los programadores van acreditados durante una semana y asisten a diferentes proyecciones y reuniones concertadas previamente. Algunas de las pelis ya quedan cerradas allí, pero la mayoría empiezan el proceso de negociación con las productoras y distribuidoras que, en algunos casos, puede llegar hasta el mes de octubre. Nosotros tenemos un presupuesto cerrado que incluye la subtitulación en caso que la película no los incluya y se tengan que encargar. Hay títulos que nos llegan por otras vías como pueden ser las mismas plataformas que los cortos, o por contactos de gente de otros festivales.

 Entre gestión de invitados y actividades paralelas, y a pesar de que la flexibilidad de la parrilla lo permite, ¿consideráis adecuados los recursos materiales que tenéis al alcance, más allá de la excelente dedicación desinteresada e imprescindible del voluntariado?
 Durante los días de Festival, hay unas 35 personas entre organización y voluntarios trabando a destajo. Es evidente que el hacer el festival de forma desinteresada lo complica todo un poco, pero ya estamos acostumbrados y cada año hay gente que se nos ofrece para colaborar, no sólo durante los días de festival sinó también durante el año. Cuantos más recursos mejor, está claro, pero también depende del tema presupuestario.

  ¿Qué grado de importancia otorgáis a los acuerdos de colaboración inter-festivales a la hora de confeccionar una line-up lo más óptimo y completo posible según vuestro patrón de festival?
  La colaboración con otros festivales es básica, pero no sólo para confeccionar una line-up, sino en muchos más sentidos. Nosotros formamos parte de Catalunya Film Festivals des del 2004, de la Federació Europea de Festivales de Cine Fantástico des de 2014, y del TAC (la Federación de  Festivales de Terror de Catalunya), des de 2009. Esto implica un contacto directo con más de 50 festivales durante el año, lo cual nos ayuda a crecer y a la posibilidad real de intercambio de conocimientos y de recursos a distintos niveles.

 Dentro del desarrollo más amplio y diverso experimentado este año, ¿tiene cabida la creación de una sección extrema tipo Midnight, como es habitual en otro tipo de festivales de género?
 Por ahora no creo, como decimos en catalán ‘prou feina tenim!’. Pero conociendo la facilidad que tenemos para complicarnos la vida, nunca se sabe...

 Esperamos poder comprobarlo el año que viene. De nuevo y para siempre, larga vida al cine de género, larga vida a TerrorMolins!.






sin comentarios
 
Buscar
Regreso al contenido | Regreso al menu principal