Afflicted - Travelling circular

Travelling circular
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Afflicted

Impresiones / Reseñas > Cut Classics

 
Afflicted (Derek Lee & Clif Prowse, Canada, 2013)



 
 
Derek y Cliff son dos entrañables amigos que realizan el viaje de sus vidas alrededor del mundo a raíz del descubrimiento de la enfermedad terminal del primero. La profusa documentación audio visual que Clif decide realizar de este tour nos permitirá ser testigos de excepción de la radical y trágica transformación de Derek, más allá de su afección, así como de las terribles consecuencias de su monstruosa metamorfosis en su mente y su entorno.
 
 Si una imagen vale más que mil palabras, sirva la anterior para describir el tono y los derroteros discursivos del film que a continuación se sugiere. Afflicted es acción, angustia, desesperación… en fin, puro horror demasiado cercano a pesar de su ficción; no obstante, que esta no lleve al engaño: es a partir de la segunda mitad del metraje cuando la cinta adquiere una velocidad endiablada, gracias también al cambio de rumbo de su propia narrativa, de una manera muy natural y sin apenas falsos malabarismos que estafen al espectador, debido a que la dinámica de la historia provoca que todo desemboque en ese punto.
 A pesar de su apariencia ligera, a modo de película de terror con toques de acción adrenalítica expuesta en primera persona, Afficted evoluciona en distintos estadios sucesivos que conducen al espectador desde la más aparente normalidad hacía el horror más psicológico. De este modo, sus primeros veinte minutos se intuyen como una holiday movie video-narrada, una suerte de introducción donde se perfilan los personajes de manera algo liviana, y se aprovecha sutilmente para apuntar algunos elementos esenciales en el posterior transcurso de la historia. No sería aventurado señalar el más que probable homenaje que se le otorga en este prólogo a una de los filmes fundamentales del subgénero found footage , Rec (2007), a través de la inclusión del tour de postal de la ciudad de Barcelona como la primera escala del viaje vital que transcurrirán ambos protagonistas.
 Tras este preludio quizás demasiado redundante y banal el guion nos conduce, a propósito del suceso fundamental de la “contaminación” de Cliff, hacia una buena media hora donde se narra la lenta metamorfosis del protagonista y las consecuencias de sus actos, de un modo paulatino, cotidiano, durante el cual la degradación de la carne y la incomprensión y el rechazo hacia sus nuevas formas provocan en el espectador un movimiento de empatía hacia el afectado. Las proezas inverosímiles que le otorga su nuevo estatus físico, y que proporcionan a la historia cómicas escenas de acción se conjugan con los angustiosos y diarios cambios vitales del protagonista; pérdida de apetito, paulatina aberración a la luz diurna… todo parece conducir hacía la inevitable conclusión común del contagio vampírico. En este punto, la constante negación de la inexorable fatalidad debido a la perturbación del sentido ético se enfrenta a la racionalidad del único sino posible, encarnadas ambas posturas en las figuras de los dos protagonistas, con el único y terrible desenlace del sacrificio y la pérdida de referentes válidos para sustentar una mínima condición humana.
 
 
 
 Este punto de inflexión para la suerte de Cliff justifica de manera sobrada el cambio de rumbo de la trama en su último tercio. La película recoge a partir de aquí una sucesión de hechos vertiginosos en los que a la búsqueda personal de respuestas (“¿Por qué fui escogido yo?”) se adhieren escenas al más puro estilo shooter, grabadas con mucho acierto y personalidad. Son minutos de tensión latente en los que el espectador queda absolutamente inmerso o afectado, debido al ritmo creciente, casi a contrarreloj, en el cual se suceden los acontecimientos y que desembocan hacia una espléndida conclusión no por lógica o esperada menos cruel. Ante la devastadora confesión de su particular demiurgo tan sólo existe una única posible salida a la controversia ética que emponzoña, y carcomerá por toda la eternidad, el alma perdida de Clif: emplear su maldito don en pos de la justicia social, al más puro estilo “Dexter”, a la vez que alimenta su corrompida naturaleza.
 Guionizada y dirigida por el dúo protagonista, Afflicted ofrece la garra suficiente como para acreditarse como un más que correcto largo de debut. La historia tiene un interés evidente, ofrece variantes interesantes dentro de algunos precedentes de género, como la óptima Chronicle (2012), de la que diverge en la perspectiva que se le da a la cuestión moral sobre la adquisición de poderes sobrenaturales (lo que allí era oscuro e inquietante, aquí es vital e íntimamente acongojante). No obstante, a pesar de brindar una novedosa vuelta de tuerca acerca del glamour tradicional idealizado del tema vampírico de acción, la película se sustenta de manera notoria en fuertes pilares técnicos que no hacen otra cosa que reforzar la solidez del proyecto.
 El trabajo de encuadres esta realizado de manera notable, ofreciéndonos perspectivas insólitamente gratificantes (primeras tomas a ras de plano, picados y contrapicados panorámicos, movimiento de cámara en mano no demasiado nervioso a excepción de los momentos de acción…), engarzado de manera muy hábil en la tabla de montaje, en la cual se revela de manera selectiva la buena elección del ritmo del filme. Por otra parte, la edición de sonido también es fundamental (y más en un falso documental por cuya naturaleza se ausenta una composición musical), sobre todo en la distinción latente entre la sutileza de los sonidos exteriores y la profundidad de los interiores.
 Por supuesto, es necesario anotar el reconocido merecimiento de sus efectos especiales y su trabajo de maquillaje, fundamentales a la hora de narrar las escenas de parkour urbanas (y ficticias, como en la secuencia del duelo final) y el progresivo deterioro físico de Clif respectivamente. Gran triunfadora en el Fantastic Fest de Austin de 2013, también recogería la gracia del jurado en el SIFF de ese mismo año en su apartado de efectos especiales. Pero más allá de todo eso, su principal logro es el de aunar crítica y público en la opinión de considerarla como una película de visionado obligatorio, un filme que sin rozar la excelencia en nada si deja un buen poso en las retinas de cualquier buen aficionado.
Dirigida por Derek Lee, Clif Prowse
Guión original de Derek Lee, Clif Prowse // Producida por Automatik Entertainment, IM Global, Téléfilm Canada// Fotografía: Norm Li // Música: Edo Van Breemen // Montaje: Greg Ng // Vestuario: Mila Franovic, Ariana Preece// Diseño de producción: Courtney Stockstad // 85 minutos.
Reparto: Clif Prowse, Derek Lee, Zachary Gray, Edo Van Breemen, Baya Rehaz, Benjamin Zeitoun.
Localizaciones de rodaje: Vernazza, Liguria, Italy; La Spezia, Liguria, Italy (hospital); Paris, France; Barcelona, Catalonia, Spain.
World Premiere: 09/09/2013 (TIFF / Toronto - Canada)
Box Office (5/2016): Producción: S/E // Recaudación mundial: $0,1 millones.
Valoraciones artísticas: Imdb (6,3/10), Filmaffinity (5,9/10), Rotten Tomatoes (80%)



sin comentarios
 
Buscar
Regreso al contenido | Regreso al menu principal